Lecciones de marketing de Gámbito de Dama

Las valiosas lecciones de Marketing de Gámbito de Dama, la popular serie de la plataforma Netflix, no te van a dejar indiferente. Resulta curioso como un producto de entretenimiento cuyo argumento nada tiene que ver con los negocios, pueda llegar a transmitir consejos tan valiosos para cualquier persona que quiera emprender.

La superación y el crecimiento personal son siempre un ejemplo de gran valor para crecerse ante las adversidades y superar los retos. Nada mejor que una niña huérfana que se hace a si misma desarrollando su potencial a pesar de la negativa que recibe en su entorno. Pero no solamente se aprenden valiosas lecciones con el personaje de Beth Harmon. Es especialmente en la temática de su eje central, el ajedrez, donde podemos encontrar valiosas apreciaciones.

Al final, el emprendimiento necesita no sólo esfuerzo y constancia, sino también creer en tu proyecto sin importar lo difícil que pueda parecer. El trabajo duro al final tiene su merecida recompensa. Esa es una de las grandes lecciones que nos ofrece el personaje principal.

En cuanto al mundo de ajedrez, está más relacionado con el marketing de lo que parece. El marketing, requiere estudiar minuciosamente a los consumidores y a la competencia. Aprender cómo se comportan, qué hace, su manera de pensar, sus hábitos, y sobre todo: qué esperar de ellos. Esa minuciosidad y paciencia, y ese alto nivel de análisis, son propios del ajedrez. Un juego de estrategia en el que tienes que conocer al adversario y averiguar cómo piensa para al final, venderle una idea de lo que tú estás haciendo.

2 enseñanzas de Marketing de Gambito de Dama como lección de vida

Lecciones de vida y marketing con Gámbito de Dama

Como decíamos, podemos aprender algunas lecciones de marketing de Gambito de Dama a través de la vida de su protagonista. Antes de empezar, cabe destacar el hecho de que el ajedrez pertenece a un micromundo dominado mayoritariamente por hombres, especialmente en los años 60. Más allá de la ideología de cada uno, este hecho es destacable ya que supone un obstáculo muy grande para el personaje, ya que además de los problemas que entrama su reto personal, deberá enfrentarse a uno más, y nada sencillo de enfrentar.

Como punto de partida, si no has visto esta ficción, vamos situar al personaje para ayudar a entender mejor la situación. No te preocupes, puedes seguir leyendo, no vamos a hacer spoiler. En SEO MÁLAGA somos amantes de la ficción y no nos gustaría quitarle a nadie el placer de descubrir esta serie.

Beth es una niña huérfana que vive en una residencia con otras niñas. Tiene un talento innato para el ajedrez, pero no le resultará fácil encontrar ayuda ni nadie que crea en ella. Por ello, tiene que
enfrentarse ella sola a este reto y desarrollar su potencial entrenando sin tablero, sólo usando su imaginación.

A partir de aquí, vamos a destacar 2 lecciones vitales:

  1. Aprende y desarrolla algo que te apasione: vivir de algo que realmente te guste hacer, es uno de los caminos hacia la autorrealización, y en consecuencia, hacia la felicidad. No hace falta ser un genio. A todos se nos da bien algo. Cualquier persona puede hacer dinero de aquello que le gusta. Esto no significa que sea fácil. Requiere esfuerzo, paciencia y dedicación.
  2. Sé constante, disciplinado y no te desvíes del camino: fórmate y aprende más acerca de aquello a lo que te quieres dedicar. Aunque creas dominarlo o lo domines, siempre lo puedes perfeccionar. Incluso en tu tiempo libre puedes buscar algunas actividades ociosas que estén relacionadas de alguna manera y te ayuden a mejorar. Y no olvides, que alcanzar tus objetivos requiere sacrificios y determinación para no perder la perspectiva. No significa que no puedas distraerte y tener tiempo libre para otras cosas. Pero no dejes que te aleje de tu objetivo.

2 lecciones de Marketing de Gambito de Dama que enseña el ajedrez

Las otras dos enseñanzas de marketing de Gambito de dama las vamos a encontrar en la otra cara de la moneda: el ajedrez. Este juego requiere de mucho estudio y paciencia. Además, no es apto para personas que no sepan aceptar la derrota y aprender de ella. Requiere una gran capacidad de adaptación al ritmo de juego del adversario, y por supuesto, se necesita tener confianza en uno mismo para soportar esa tensión y tener esa velocidad de pensamiento y ser capaz de cambiar la estrategia.

Muchas personas piensan que a parte de tener un don innato para este juego, también es necesario tener una alta capacidad de concentración. No les falta razón. Sin embargo, una de las verdaderas claves, como todo en la vida, es practicar mucho. Pero nosotros queremos destacar dos valiosas lecciones que aprenderás visionando esta serie:

  1. Debes seguir siempre una estrategia: no dejes decisiones importantes al azar. Recuerda que todo está conectado, y que cada movimiento que hagas tendrá unas consecuencias. Debes ser capaz de calcularlas. Al principio puede parecer complicado, pero lo aprendes con la práctica. En el ajedrez, un error en un movimiento influirá en las siguientes jugadas. Sucede lo mismo con tu plan de marketing. Un error puede ir mucho más allá del perjuicio inicial que veas. Hay que meditar cada punto de la estrategia y mejorar con la práctica. En los negocios, se debe pensar mucho antes de actuar, pero sin perder el tiempo o puedes desperdiciar buenas oportunidades.
  2. Implementa una estrategia que potencie tus puntos fuertes: no desarrolles una estrategia que implique poner en práctica algunas de tus debilidades como puede ser no contar con un determinado equipo. Medita cuáles son tus fortalezas, qué tienes tú de destacable, en qué eres mejor que otros, y elabora una estrategia en base a ello. De esa forma, tu plan será infalible. Pero mucho cuidado con el exceso de confianza. Esto no quiere decir que todo vaya a salir bien. Consigue experiencia y sobre todo sigue aprendiendo siempre. No te duermas en los laureles.

La última gran lección para el emprendedor: no trabajes en solitario

Importancia del trabajo en equipo

La gran lección de marketing, emprendimiento y negocios de Gambito de Dama es trabajes en equipo. La protagonista, a pesar de practicar un juego que se juega en solitario, cuenta con el apoyo y la ayuda de diversos personajes que la aconsejan, apoyan y en definitiva, nutren su mente dándole en qué pensar.

Tienes más posibilidades de triunfar acompañado que en solitario. Trata de codearte con personas que tengan metas similares y con las que te puedas complementar en el trabajo. No intentes saber de todo y aprende a delegar en compañeros en los que puedas confiar. Un equipo siempre suma. Pero debes ser muy selectivo y no elegir a las personas solamente por afinidad personal. Deben ser capaces de adquirir tu mismo nivel de implicación y compromiso.

Puedes ser el mejor, pero deja que expertos en tu materia te acompañen por el camino. Y por supuesto, reconoce siempre que puedas su trabajo, sus mérito o su ayuda. La persona más grande no es la que llega más arriba, sino la que es consciente de qué merito atribuirse y de a quien le debe algo. Antes las adversidades, tienes que crecerte y trazar un plan para superarlas. El camino más rápido hacia el fracaso es la inacción.

Y sin más, os invitamos a que disfrutéis de esta maravillosa miniserie. Y recuerda que somos tu agencia de marketing digital en Málaga.

Lecciones de marketing, emprendimiento y vida con Gambito de Dama

Pin It on Pinterest